martes, marzo 28

Preámbulo a Abril

.

Christina se acaba de dar cuenta que el verano ya se acabó en Lima y de que debió haber traído su chompa. Lleva la cabeza recostada contra la ventana de la combi y su dedo índice presiona incesantemente el botón de next de su discman. No entiende porqué las elecciones tienen que ser justo en abril. Todo está lleno de carteles políticos. Ninguna canción le gusta ahora. Tiene frío. Hay un tipa con las manos pintadas de blanco que dice que no va a robar. Hay un tipo de barba sonriendo. Los carteles tienen los mismos colores y tamaños que los de hace cinco años. Cuando llega a su universidad, Christina se baja de la combi y camina hacia la puerta. En la esquina acaban de poner un aviso nuevo de un postulante al congreso. Junto a su foto aparece un mapa del Perú al revés. Christina piensa que nunca ha visto el mapa del Perú al revés hasta ahora y que aunque aquello debería carecer de importancia, de alguna forma le molesta. Siente náuseas. Cuando llega a la puerta el guardia la detiene con una mano y le pide su carnet. Dice que es una nueva regla y que ahora todos tienen que mostrar su carnet para entrar. Christina no puede si quiera imaginar en qué lugar de la ciudad se encuentra su carnet. Se sienta al borde de la vereda y trata de forzar el vómito hasta que lo consigue. Con la cabeza entre las rodillas, observa como una fila de hormigas se rompe y huye desesperada del espeso líquido que las persigue.


.

9 comentarios:

Alfredo dijo...

quien demonios es christina y que hace buitreando al frente de la universidad?

mi hermano menor, si, el pejerrey seco, los insultaba cuando no lo dejaban entrar. Una vez lo vieron tan exaltado que pensaron que estaba ebrio jajajaja
Pero aun asi no vomito nunca.

fox of the avern

reds dijo...

parciales, benditos parciales?

Der Kosmonauten dijo...

y bueno... ya lo dijo Bryce con su "no me esperen en abril"

así que me sentaré uno de estos días a tomer un vaso de whisky...

y pensar en esa novela.

Anónimo dijo...

es un texto duro para comentar eh?
forzar un vomito.
habria q tener un mecanismo q lanzara vomitos sobre los carteles,mejor aun sobre los q salen en ellos.
hormigas...si, somos bastantes.
era en abril...

gessami dijo...

Una vez,la mañana después de una jornada de huelga general, sentí esa suerte de somnolencia insomne que siente cristina, apoyas tu cabeza contra el cristal y dejas que todo transcurra a tu alrededor sintiendo poco a poco menos fuerzas, hasta que en un chasquido te das cuenta de estás ahi, formas parte y por tanto tienes cierto poder para no dejarte tragar por el paisaje de otoño que se ha creado en tu mundo. Está muy bueno Pierre, imagino que lo que cuentas es fiel reflejo de lo que ocurre, y vaya que cada día lo haces mejor

Anónimo dijo...

Comprendo la sensación de Christina. Muchas veces me siento ahuevada, plana, sin textura y con marcadas zonas de luz y sombra, así como las carátulas de los discos de Pink Floyd. Mis ojos se sienten dormidos y aunque veo, veo todo detrás de un gel turbio.
Momentos como esos hay que meterse a la cama y decir: ojalá y despierte pronto.

Anónimo dijo...

Lo siento pero no me gusta el cuento.

Anónimo dijo...

Lo siento pero no me gusta el cuento.

Cala dijo...

abril es como para salir huyendo, también marzo y mayo me dan una sensación parecida, pero abril, es un nombre perfecto... mes irónico.
Saludos!